“La Esposa”: No todo es tan perfecto como parece

Basada en la novela homónima de Meg Wolitzer, esta semana llega a cartelera la película “La Esposa”, protagonizada por Glenn Close y Jonathan Pryce, dirigida por Björn Runge.

Joe Castleman (Pryce), tras una larga carrera como escritor, recibe la noticia de que se le ha otorgado el Premio Nobel de Literatura. Su esposa Joan (Close), quien ha estado con Joe desde el comienzo de su carrera, se ve abrumada por todo lo que este premio conlleva, sobre todo por el afán de su esposo de dedicarle este logro a ella. Joe comienza a cuestionarse si el curso que tomó su vida y las decisiones que tomó entorno a ella fueron las correctas, ya que al estar en el foco de atención junto a su esposo la llevan a querer revelar un importante secreto.

Lejos de la acción, romance, thriller que han saturado las salas de exhibición desde ya hace bastante tiempo, películas como “La Esposa” llegan como una ventana de escape entre lo que ya consideramos cotidiano encontrar en los cines. Si bien acá no encontramos explosiones, ni terror ni nada de eso, nos encontramos con un drama puro, honesto y verosímil. La historia se desarrolla de manera pareja de principio a fin, se nos presentan los hechos de manera coherente y toda a información que se entrega está completamente justificada.

Películas como estas a veces no son apreciadas por los espectadores, ya que estamos acostumbrados a ver lo que se nos ofrece en mayor cantidad, como mencioné en un comienzo. Pero son las que merecen ser vistas, por lo que hay que darles la oportunidad para que así logren un mayor impacto y duren más en cartelera, logrando llegar así a una mayor cantidad de espectadores.

Si bien no hay muchos giros narrativos en la historia, ya que, al fin y al cabo, es una película sencilla, pero intensa, hay muchas otras aristas que te permiten el goce de la película: primero, la calidad de los actores es destacable; en esta película no hay historias paralelas, no hay escenas innecesarias y cuenta con un elenco reducido (pero más que suficiente); el hilo de la historia es solo uno, el cual se sostiene con éxito mayormente por la excelente calidad actoral de los actores protagonistas.

Por otro lado, la cinematografía es muy rica visualmente, los planos, la iluminación y la paleta de colores escogida funcionan en perfecta coordinación, sobre todo en el juego que se hace para separar las escenas de los flashbacks, donde se utiliza una paleta de colores y luces más cálidas, con las escenas del presente, donde son más frías, adecuándose al contexto situacional de la historia, ya que el desenlace ocurre el pleno invierno sueco.

No deje pasar la oportunidad de ver esta película, se encontrará con una gran obra cinematográfica.

___

Por Pamela Ramírez

Comentarios de Facebook

0 Comentario

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password