José Miguel Zuñiga, director de “Contra el demonio”: “La gente que la vea se va emocionar, sorprender y sobre todo asustar”

Clásicos como Martes 13 y Pesadilla en Elm Street lo llevaron a estudiar cine. Hoy, su primera cinta de terror, Contra el demonio, va en camino a su tercera semana en la cartelera nacional, demostrando que las producciones chilenas puede tener lo necesario para asustar al espectador.

José Miguel Zuñiga director contra el demonio

José Miguel Zuñiga se declara fanático del cine de terror; sin embargo, su primera incursión en la dirección fue por el lado de la comedia. Fuerzas Especiales, protagonizada por sus amigos de El club de la comedia, Sergio Freire y Rodrigo Salinas, fue su debut. Desde allí el camino sería diferente, puesto que a pesar de no querer definirse con un género en particular, tenía una deuda pendiente con el terror.

Actualmente, después de cuatro años de su debut en la pantalla grande, estrena Contra el demonio, película inspirada en un caso de posesión y exorcismo real de la historia chilena. Una obra que trae la promesa de emocionar y aterrar al espectador, con una trama cargada de gritos, sangre y suspenso.

¿Cómo tu carrera te llevó al cine de terror?

Siempre me gustó el cine de terror, porque yo viví mi adolescencia con todas las películas de Pesadilla en Elm Street, Martes 13, entre otras, y siempre fui muy fan. Lo que me llevó después de salir del colegio a estudiar cine, pero como hacer películas es muy difícil, y antes en los noventa mucho más, mi primer trabajo fue en la televisión, aunque siempre con la inquietud de algún día hacer películas.

¿Y durante tus años de estudio incursionaste en el género?

En la universidad todos mis cortometrajes eran de terror, de vampiros y zombies por ejemplo, mientras mis compañeros solían ser más “artísticos”, muy cine europeo, mucho drama, pero yo siempre me lanzaba hacia el género que me gustaba. Sin embargo, lo tuve que dejar al salir de la universidad, ya que en televisión empecé a trabajar en otros formatos.

Y si tu inquietud por hacer cine había iniciado con el terror, ¿por que tu primera película fue una comedia?

Mucha casualidad, porque justo en la época que yo estaba dirigiendo El club de la comedia, Sergio y el Guatón deciden hacer su película y como éramos muy amigos y habían visto mi trabajo, me sumé al proyecto.

Allí le agarré el gusto a hacer cine, me di cuenta que lo mío era eso, que quería dedicarme a eso. Después de eso comencé a escribir mi segunda película, Contra el demonio, la cual obviamente ya sería de terror, porque estaba vez era un proyecto mio. Después de eso hubo uno crisis en Chilevisión y me despidieron, ahí habían dos opciones: buscar trabajo en televisión otra vez o lanzarme a la piscina. Yo elegí la segunda y aquí estoy ahora.

¿Y si te fue tan bien con Fuerzas Especiales, por qué no pensaste en continuar con la comedia?

Porque me gustan las dos, y perfectamente mi próximo proyecto podría ser una comedia, tal vez una comedia de terror, no me niego a eso. No me gustaría ser un director de género, como solo de comedia o sólo de terror. Creo que es mucho más entretenido hacer diferentes géneros. A mi lo que me gusta es hacer películas.

Profundizando más en la historia de Contra el demonio, ¿de dónde nace la inspiración para ese guión?

Me gusta mucho el cine clásico de terror, como El exorcista, o lo que hace James Wan con El Conjuro o Anabelle, me gusta ese terror “comercial”, y por coincidencia aquí en Chile es ese el cine que funciona. Entonces Contra el demonio se desenvuelve bajo ese estilo de película, bajo ese estilo de fotografía, música, narrativa, temática, porque es el que me gusta a mi. Por lo que cuando empecé a escribir el proyecto comencé a buscar casos reales en Chile, ya que quería que tuviera la misma premisa de realidad de El Conjuro, e investigando encontré un caso del año 2014 de una niña de Puerto Montt que estaba poseída por un espíritu. Hay artículos que comentan que ella estaba muy enferma y empeoraba cada vez más y nadie sabía qué era lo que tenía, hasta que la mamá acude a un cura, quien descubre que la niña estaba poseída por demonio que la estaba matando. Finalmente hace un exorcismo a la chilena, sin todo el procedimiento que exigía el vaticano. Y es justo de allí de donde yo saco mi idea.

contra el demonio fernanda finsterbusch

Sin duda Fernanda Finsterbusch ha sido la revelación de Contra el demonio, ¿cómo fue la experiencia con esta actriz debutante?

Sorprendente, ella nunca había hecho más que un par de talleres en el colegio, ahora está estudiando teatro en la Catolica. Eso fue bonito porque en el fondo lo pasó tan bien y le gusto tanto la experiencia del rodaje que al salir del colegio, y en vez de estudiar algo convencional, se fue a teatro. Ella va a ser una estrella sin duda.

El proceso fue difícil si, desde el casting, porque nos costó mucho encontrarla. Buscabamos jóvenes que actuaran bien y se parecieran a Julio Milostich y Maria Jose Prieto, teníamos esos pies forzados. Además, estábamos eligiendo a la protagonista de la película, no podía actuar mal, sino la película se perdía. Era un papel con una carga dramática potente, tenía que estar poseída, definitivamente era un gran desafío. Luego de haber visto a más de 300 jóvenes hicimos un casting masivo por Facebook, ya en la desesperación máxima, y nos llegó una foto de Fernanda, nosotros pensamos que era una broma, porque parecía modelo, así que nos pusimos a investigar, pero era real, así que la contactamos.

Llegó al último casting con su mamá, nosotros le habíamos enviado tres escenas, y ella hizo las tres de forma increíble, en español e inglés. Obviamente yo quedé fascinado y supimos inmediatamente que era ella. Ahí la directora de casting, Ayleen Sánchez, hizo un trabajo con ella de coaching intenso y la dejó actuando bien. Ella salía en todas las escenas así que rodaba todos los días, y se la jugó con todo, nunca se negó a realizar algo. De hecho, los lentes de contacto negros no se los podía poner, porque no son para el iris solamente, son ojos completos, entonces para ponerlos era terrible, no entraban bien, así que los cortamos y quedó una parte que le molestaba pero ella decía que tenía que rodar igual e hizo todas todas las escenas poseída con esa molestia, lo cual habla de su entrega y compromiso.

¿Cuál fue la mayor dificultad de la Contra el demonio?

La mayor dificultad sin duda fueron las cosas extrañas que pasaron durante el rodaje, típico que dicen que en las películas de terror penan y todo, bueno acá efectivamente nos pasaron muchas cosas inexplicables. Por ejemplo, rodamos de noche en un hospital que está abandonado acá en Independencia, donde nos prestaron el primer piso. Solo estabamos nosotros y un guardia, quien estaba en la puerta principal, De repente, mientras estábamos rodando, el ascensor subía al cuarto piso, como si lo estuvieran llamando desde allí. Obvio pensamos que era una broma, pero siguió así mucho rato, entonces al final subió la María José Prieto y no había nada, solo un lugar muy tétrico. Después le preguntamos al guardia qué onda el ascensor, porque con el ruido tampoco podíamos grabar, y nos contó que ahí en el hospital se había suicidado una enfermera tirándose del cuarto piso para abajo, entonces seguramente la estábamos molestando y por eso llamaba el ascensor.

Otro día rodamos en una casona antigua ubicada en Lo Espejo, Parque La Feria. El primer día, el equipo de arte estaba ubicando algunas cosas y la asistente de dirección se acercó para ayudar a mover una caja fuerte, pero esta de la nada cae en en el dedo del pie de ella. La tuvimos que llevar a la clínica, y obviamente fue super complejo seguir rodando después de esa situación, porque ella estaba con mucho dolor, la mitad se había ido a acompañarla y nosotros teníamos que seguir ahí rodando, con la impresión de la situación, ya que la caja fuerte era imposible que se cayera sola, porque pesaba como una tonelada. Después, en la misma casona, el equipo de arte tenía todas sus cosas para cada escena bien ordenadas en una pieza, y de repente el director de arte sale y cuando vuelve estaba todo desordenado. Algo que fue inexplicable para todos, porque nadie había estado allí.

contra el demonio maría jose prieto

¿Y ustedes lo atribuyeron a presencia paranormal?

Yo soy súper escéptico, entonces era el que decía “el viento botó las cosas”, “el ascensor estaba malo”, pero también grabamos unos interiores en una casa en Huérfanos, donde me terminé de convencer que había algo raro, ya que nos costó mucho que el dueño nos arrendara la casa, por los riesgos que significa un rodaje en cuanto a daños del lugar, pero lo convencimos diciéndole que rodaríamos menos horas y que subiríamos la oferta. El primer día estuvo todo excelente, terminamos a la hora, dejamos todo ordenado, entonces yo me iba a ir a despedir de él para decirle “salió todo bien, ve que no era tan terrible”. Voy caminando para allá, pasando por la chimenea y de repente una protección metálica se cae al piso de la nada, pesaba como diez kilos y era imposible que el viento la botara. Ahí el caballero nos contó que en esa casa habían entrado a robar y uno de los delincuentes se cayó y se mató. Entonces él decía que había un fantasma en la casa y lo habíamos llamado con Contra el demonio.

Ahí empecé a ver esto como pruebas, porque después que pasamos todas las pruebas y logramos rodar de todas formas, nos ha empezado a salir todo bien, o sea lo que más nos costó fue sacarla, fue como “si quieres webiar al demonio tienes que jugartela, pero después vas a tener todo”. Y así ha sido.

Y fuera de lo paranormal, ¿alguna vez te dió miedo hacer una película de este género considerando la situación de la industria chilena?

Es un desafío sin duda, porque efectivamente la gente no le tiene mucha fe al cine chileno en general, y tiene aún más prejuicios cuando es cine de terror, pero yo creo que a uno le va bien cuando hace un proyecto con un objetivo claro, que en nuestro caso era llegar a las salas de cine de todo Chile. En ese sentido, nosotros no nos enfocamos en llegar a festivales por ejemplo, sino que en el público general, en hacer una película que se viera bien, que tuviese un elenco conocido, que la historia se contara bien, generara identificación, que emocionara y diera susto. Por ende, Contra el demonio es una película de terror comercial, la gente que la vea se va emocionar, sorprender y sobre todo asustar, dando paso a un fenómeno que le va a abrir muchas puertas a los realizadores que en este minuto no han tenido mucha difusión en Chile.

Y luego del estreno de Contra el demonio ¿ya tienes algún proyecto para el futuro?

En este momento estoy full enfocado en Contra el demonio, pero con Jose López estamos trabajando en la segunda parte de la película. Estamos tirando ideas y decidiendo si será una continuación años después o si será algo como lo que hace James Wan y formar un universo de Contra el demonio, tomando un elemento de la película y hacer una película anexa, pero en los mismos códigos. Soñar no cuesta nada.

 

 


Por Tania Zambrano Aguilera y Alexander Carrasco.

Comentarios de Facebook

0 Comentario

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password