Inti Carrizo-Ortiz, director de “Noche”: “La idea era descolocar al máximo quitando sólo un elemento vital al cual estamos acostumbrados”

Un cineasta fanático de Star Wars que soñó desde niño con transmitir a la gente aquello que él siente al ver sus obras preferidas. En la actualidad, y luego de años de trabajo, presenta la primera película de ciencia ficción independiente del país, “Noche”, mostrándonos un Chile distópico y sumergido en oscuridad.

Inti Carrizo-Ortiz es recordado por muchos como el creador del cortometraje de ficción Sci-Fi Renacimiento, inspirado en el universo de Star Wars y premiado por Lucasfilm en el año 2010, el cual sin duda fue un acontecimiento que marcó un antes y un después en el cineasta, puesto que lo ayudó a confirmar que sí se podía realizar ese tipo de producción en el país, motivándolo a crear un largometraje que pudiera llegar a los cines, dando el paso a la creación de Noche.

Casi diez años demoró un trabajo del cual hoy ve frutos, una película que nace a partir de una premisa que deja en jaque a la sociedad a partir del dilema sobre qué estamos dispuestos a hacer para sobrevivir y aún más cuando nos presenta un mundo distópico en el cual el ser humano se ve sumergido a una oscuridad eterna producto de un fenómeno inexplicable que oculta el sol y da paso al caos total.

 

¿Qué te inspiró a hacer ciencia ficción?

Uno siempre quiere producirle a la gente lo que las cosas que te gustan producen en ti y siempre el estudiante de cine se muestra muy enamorado del cine de alta gama,tipo cine francés y es fantástico, pero en el fondo uno se enamora del cine a través de películas mucho más comerciales, esas que uno vio cuando niño, mucho menos ambiciosas, pero que terminan emocionando mucho más, o sea el primer amor de uno no es Godard, uno se encanta con el cine a partir de E.T, Jurassic Park, Star Wars, cosas que hacen vibrar tu espíritu de niño; entonces finalmente fue el querer producir ese tipo de emociones es lo que nos llevó a intentar hacer ciencia ficción, sumado a que es un género que sirve para analizarnos, para pensar un poco en nosotros y en el estado actual, pasado y futuro de este país.

¿Qué películas o directores te inspiran?

En cuanto a directores admiro mucho a Stanley Kubrick, la verdad es que cuesta mucho decir que me inspira, porque siento que todos lo decimos y no estamos ni cerca de lo que fue él, pero en el fondo yo creo que si lográramos tener el dedo de la uña del pie de talento que él tuvo al hacer su cine estaríamos más que pagados, porque Kubrick lograba transmitir esa emocionalidad de la que hablábamos a partir de los colores, planos, música, todo, era realmente un genio.

Por otro lado, en cuanto a otras producciones que me inspiran yo veo noche y veo un poco de Lost, veo un poco de The X- files, un poco de estas series iniciadoras de esta época de oro que está viviendo la ficción en la televisión, pero sobretodo me inspira el lograr ese nivel de misterio, ya que es lo esencial, no hay nada más irresistible que una pregunta, porque nos hace querer viajar por una respuesta.

¿Cómo nace la idea base de Noche?

Noche le debe mucha inspiración al trabajo que hicimos hace como 6 años atrás con un grupo de jóvenes y escritores junto a Jorge Baradit, quien antes de dedicarse a estos libros de historia hacía mucha ciencia ficción, en un grupo de su creación que se llamaba La Neuro-guerrilla, que era como una especie de grupo creativo que se juntaba a inventar historias y escribir cuentos en una época muy creativa, donde finalmente nació la idea de jugar con el sol.

La idea de fondo es a qué puede estar más acostumbrado el ser humano que al hecho de que el sol salga todos los días, es como la constante máxima, o sea todos sabemos que el sol va a salir mañana y la idea era descolocar al máximo quitándo sólo un elemento vital al cual estamos acostumbrados, y que al final es una cosa muy sencilla, o sea la idea es sólo una noche eterna, este antagonista un poco invisible. También esta idea era perfecta para una película que parte sin presupuesto y con ningún fondo de respaldo, porque inventaste un gran monstruo que finalmente es sólo la noche, entonces era muy conveniente y atractiva la idea para nosotros, porque teníamos un miedo muy intangible que se podía retratar de manera muy simple.

La película plantea un fuerte dilema moral en los protagonistas…

Sí, la película plantea esto de qué haría cada uno de nosotros al vernos enfrentados a una situación así, porque tal vez quienes hemos juzgado a otros por cometer horrores en la historia chilena nos veríamos tentados a cometerlos también ante una situación así para lograr sobrevivir, entonces en Noche es el protagonista quien lleva la pregunta y está en ese constante cuestionamiento de “¿qué estoy dispuesto a hacer? «¿hasta dónde puedo llegar?, “¿qué es lo bueno y qué es lo malo?”; cosas elementales que ponen en jaque al protagonista.

¿Cómo fue el proceso de producción de la película?

Partimos grabando con muy poco y a medida que íbamos avanzando nos dimos cuenta que con lo poco que teníamos no terminaríamos la película, pero ahí nació la idea del crowdfunding hace 4 años atrás, el financiamiento colectivo a través de internet, que además permitió que nos acercáramos a la gente que sería nuestro público después. Además actuó como un focus group previo al término de la película, ya que sirvió para ver que había un público interesado y que no nos equivocamos en creer que la gente quería ver este tipo de cine hecho en Chile.

¿Tenían algún premio para la gente que colaboraba?

Aparte de la invitación a la premiere, nuestra recompensa más interesante era grabar un testimonio con el concepto en el que se basaba Noche y tener la opción de salir dentro de la película, entonces ellos con total libertad creaban una historia y nos enviaban sus videos. Con eso lanzamos la campaña por internet y fue muy útil, de hecho yo tenía mucho miedo, pero fue todo muy positivo e inspirador.

¿Cómo consiguieron esas escenas de protesta en espacios abiertos?

Buscamos a documentalistas jóvenes que habían participado en movimientos estudiantiles y generosamente nos dieron horas y horas de material, entonces con eso armamos un poco la ficción, les pusimos algunos efectos para simular el fenómeno y darle un poco la onda de la película, pero en el fondo nos interesaba mucho que tuviese esa cuota de realismo y que tu no supieses que estaba hecho y qué estaba grabado de antes.

También para usarlas nos escudamos en que es muy probable que algo así ocurra de verdad, porque ya pasó antes, entonces de cierta forma no estamos mintiendo con nada, son imágenes reales e históricas. Además el uso lo tratamos de hacer con mucho respeto y las causas también tienen su espacio dentro de la película, o sea la educación está allí también, así que esperamos nadie se haya sentido pasado a llevar.

¿Cómo una producción independiente logra tener en su elenco a actores consagrados como Alejandro Trejo, Carmen Disa o Héctor Noguera?

Uno siempre piensa «qué difícil acercarse a un actor con una idea tan distinta a lo que está acostumbrado a hacer», pero los actores están muy receptivos a recibir cosas que los saquen de su área de confort, entonces por ejemplo a Tito le llamó mucho la atención esta idea que jugaba con el sol y estuvo muy dispuesto a colaborar con todo. En el fondo igual es un desafío para ellos el hacer algo tan distinto a lo que hacen en televisión y finalmente se convierten en nuestro aval, dado que sin ellos seríamos una película clase Z, pero como la gente ve que ellos están ahí la gente siente que hay un proyecto que está intentando hacer las cosas bien.

¿Por qué crees que no se hace tanta ciencia ficción en Chile?

Tiene muchas razones, yo creo que la principal es que es muy difícil y hacer cine en este país ya es difícil por sí solo, entonces estás eligiendo una especie de subgénero horriblemente difícil en una disciplina que ya es compleja, pero lo bueno es que en estos momentos Chile está muy preocupado en trabajar su reputación internacional, entonces tal vez este es el momento en el que se abran las puertas para que se puedan comenzar a mostrar cosas interesante y nuevas.

Además en Chile hubo un apagón cultural real y recién ahora estamos logrando mayor democratización de los recursos para poder crear, y así la diversidad va a empezar a surgir naturalmente, porque la intención del país es crecer como industria, entonces estoy seguro que van a existir muchas películas de este estilo en el futuro y tal vez nosotros somos unos de los primeros síntomas de ese cambio.

¿Algún consejo para alguien que quiera hacer cine independiente en Chile?

Hay dos consejos, el primero es que hay que hacer las cosas, si no te sale la películas haz un corto, dos cortos, tres cortos, porque no hay nada más terrible que un cineasta parado que vive con la terrible frustración de no haber logrado hacer las cosas, entonces hay que seguir haciendo siempre. Lo otro es que hay que terminar las cosas como sea, las únicas obras que valen son las que están cerradas, entonces aunque sea complejo hay que terminar lo que se empezó, porque yo siento que finalmente eso es lo que hace que la inercia se acabe y empiecen a pasar las cosas.

En síntesis, hay que ser muy porfiado para ser cine, porque toda la vida va a existir quien te diga que no lo hagas, van a surgir otras cosas que hacer, van a haber dificultades, pero hay que ser porfiado, hacer, hacer, hacer y terminar.

 


Por Tania Zambrano Aguilera y Valentina Ortíz.

Comentarios de Facebook

0 Comentario

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password