“La Morgue”: El regreso del verdadero suspenso

Es muy difícil encontrar una película nueva que encaje de manera correcta en la categoría de suspenso. Las cintas de ahora más bien buscan vender a través de títulos “atractivos” y lanzar tráilers donde muestran las mejores escenas, en donde después te das cuenta que ya viendo esos tres minutos de adelanto te contaron toda la película. Los recursos utilizados son tan repetitivos y poco originales, que cada vez que asistes a una de esas funciones sólo esperas lo obvio, lo que mata por completo la intriga que esta busca querer lograr en el espectador.

Esta semana llega a cartelera “La Morgue” (una traducción que no le hace justicia al título original “La autopsia de Jane Doe”), de la mano del director noruego André Øvredal, siendo esta su primera película en inglés, protagonizada por Emile Hirsch (Into the wild) y Brian Cox (Match Point, The Bourne Identity). La historia nos lleva a un pueblo de Virginia, Estados Unidos, en el que ha ocurrido una matanza en una de las casas, en donde hayan un cuerpo inidentificable y sin signos de haber sido violentado, al que nombran Jane Doe. Trasladan el cuerpo a la funeraria del pueblo, en donde Tommy Tilden (Brian Cox) y su hijo Austin (Emile Hirsch) intentan, a través de una autopsia, encontrar la razón de muerte de Jane Doe.

Gran parte de la película ocurre dentro de la funeraria, moviéndose entre los pasillos, la morgue, el crematorio y la oficina; sin exteriores, sin historias paralelas: sólo ellos, Jane Doe y nosotros los espectadores, lo que te ayuda a no tener distracciones por eventos paralelos que vayan sucediendo; incluso, los personajes secundarios que van a apareciendo tienen muy poca relevancia en los acontecimientos, podría decirse que hasta su aparición es un tanto innecesaria, pero de todos modos ayudan más que nada a contextualizar la situación en la que se van desarrollando los hechos..

El suspenso no es lo mismo que el terror; no busca mantenernos alerta para asustarnos en algún momento, sino que nos mantiene alerta para ir descubriendo las incógnitas que van apareciendo a medida que se desarrolla la historia. El estreno de esta película trae de regreso el verdadero sentido del suspenso, una historia en la que a lo largo de los casi noventa minutos que dura, la intriga te logra invadir, siguiendo paso a paso todos los hechos que van sucediendo, haciéndote sacar tus propias conclusiones y, pese a que hay más de una escena cliché en las que todo indica que va a suceder algo que te hará saltar, logra mantenerte atento en todo momento.

Como bien dice su nombre (el original), la película se basa en la realización de la autopsia. A diferencia de muchas otras películas, en donde se busca ser más “sanguinario” y sacar el morbo del espectador, una de mis partes favoritas es todo el proceso de la autopsia, ya que es una puesta en escena muy bien lograda, para nada vulgar ni morbosa, que junto con la ambientación de la escena logran un alto nivel de veracidad, por lo que vas haciendo tus deducciones a la par de los personajes, encontrando un sinfín de hechos inexplicables (algunos que aún no me logro explicar).

La Morgue ha tenido buena recepción por parte de los críticos y buenos comentarios en los festivales de cine en los que se proyectó, pero también ha recibido críticas debido a que muchos enfatizan (y en lo que estoy de acuerdo) en que en el final la tensión bajó y no le hizo justicia en todo lo que lograron construir en los primeros tres cuartos de la película. De todos modos, la película logró su objetivo y trajo de regreso el suspenso que ya habíamos olvidado encontrar en una película.

___

Por Pamela Ramírez

 

 

 

 

Comentarios de Facebook

Pamela McCandless28 Posts

<p>Productora audiovisual. Amante del cine. Seriéfila.</p>

0 Comentario

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password