“El Depredador”: El poder de la evolución

Un grupo de soldados experimentados se ven atacados en plena selva por una criatura sanguinaria con grandes habilidades de camuflaje, así inicia El Depredador, la continuación de la saga que está vez viene de la mano del director Shane Black (Arma Letal), que nos trae guiños del pasado, pero con una apuesta con mucha más acción e información sobre esta raza alienígena, mostrándose así como el inicio de una nueva serie de películas.

La historia escrita por Black y Fred Dekker trae de protagonista a Quinn McKenna (Boyd Holbrook), un ex comandante de las Fuerzas Especiales, quien luego de un primer encuentro con este cazador intergaláctico se roba un par de artefactos de su cápsula con el fin de tener pruebas de su existencia. Sin embargo, él jamás pensó que estos elementos caerían en la brillante mente de su hijo Rory (Jacob Tremblay), quien comienza a descubrir su tecnología y a aprender su lenguaje, activando casualmente una señal que llama a una segunda nave a la Tierra.

Desde allí la cinta inicia un camino que lleva al espectador a un torbellino de información, ya que las batallas sangrientas no se demoran en aparecer en pantalla, mientras que la bióloga Casey Bracket (Olivia Munn) comienza a descubrir que la evolución está siendo el objetivo de esta raza extraterrestre, por lo que junto a un grupo de ex soldados enfocan sus energías en destruir al depredador en su versión superior, entender el trasfondo de sus constantes visitas a nuestro planeta y por sobretodo salvar a la raza humana.

jacob tremblay depredador

No hay duda de que El Depredador se puede considerar una buena película de acción y ciencia ficción, dado que cumple con los requisitos esenciales. En primer lugar, tiene buenos efectos especiales, los cuales están intrínsecamente relacionado con la nueva faceta que vemos de la especie intergaláctica, como mayor tecnología y habilidades, y en segundo lugar cuenta con escenas de violencia gráfica bastante sangrientas, las cuales no van a decepcionar a los fanáticos que esperan ver al cazador en acción, pues encontrarán una alta dosis de sangre y desmembramientos por todos lados.

Sumado a lo anterior, la historia es cautivante y mantiene la atención del espectador al comenzar a  introducirlo en un nuevo universo del cazador intergaláctico, avanza rápido mezclando la acción con una cuota de humor constante de parte de la tropa de soldados, quienes por sus problemas psiquiátricos posterior a las Fuerzas Armadas no parecen tomar las situaciones de la manera más esperada y mantiene ciertos guiños a las entregas anteriores, como por ejemplo la clásica música de Alan Silvestri, que envolverán por algunos minutos a los fanáticos en una mística nostálgica.

No obstante, se podría criticar que el personaje perdió el misterio que lo acompañó sobretodo en la primera película, ya que los depredadores aparecen desde el primer minuto de película, estando constantemente en pantalla. Esto puede ser decepcionante para algunos, puesto que se pensó en su momento que podría ser más cercana a la original, pero por lo mismo es importante recordar que esto no es un reboot, sino una secuela.

Además de lo mencionado anteriormente, hay cierto desarrollo de personajes un tanto cuestionables, como por ejemplo el de la científica, quien logra pelear a la par con un grupo de soldados entrenados, y las reacciones inconscientes de Rory, quien dan a entender tiene algún trastorno del espectro autista, lo que le provoca problemas con los ruidos del colegio, pero no en la batalla contra la criatura del espacio.

Por lo que, si eres un fanático de la acción y la ciencia ficción y buscas alguna película que te divierta, El Depredador es definitivamente una buena opción, ya que es la continuación de un clásico del cine que no te puedes perder y mucho menos cuando nos dejan señales de próximos estrenos futuros de esta raza intergaláctica, la cual seguramente volverá con mayores desmembramientos, decapitaciones, disparos y explosiones en un futuro próximo.

A continuación te invitamos a revisar el tráiler:

 


Por Tania Zambrano Aguilera.

Comentarios de Facebook

0 Comentario

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password