“Dos tipos peligrosos”: humor y acción de la mano de grandes actores

Holland March (Ryan Gosling) es un detective privado venido a menos. Jackson Healy (Russell Crowe) es un asesino a sueldo. Nada tienen en común hasta que la muerte de una estrella porno y la desaparición de una joven perseguida por matones los lleva a cruzar sus vidas. En un decadente Los Ángeles de los años 70 ambos deberán trabajar juntos en una investigación que sacará a la luz una conspiración que involucra a los más altos círculos de poder.

TNG_Day_#29_12052014-130.DNG

Con guion original, escrito y dirigido por Shane Black (Iron Man 3), esta comedia de acción funciona gracias a varios factores. Por un lado está la gran actuación de Crowe y Gosling, quienes logran interpretar a la perfección a esta “pareja-dispareja”, siendo en gran parte responsables de los momentos cómicos a través de sus descabellados diálogos. Por otro lado está la cinematografía clásica de una película de acción, saliendo un poco de lo comúnmente visto en comedias, generando una dinámica mucho más atractiva visualmente, quedando la comicidad remitida netamente a los diálogos y a la interpretación de los actores más que a una narrativa totalmente enfocada en la comedia o lo absurdo. Además, no se puede dejar de lado el gran trabajo de ambientación realizado, generando una atmósfera que nos remonta a la decadente ciudad de Los Ángeles de esos años, mostrándonos una fotografía anaranjada y opaca en las escenas de día (haciendo referencia a lo contaminado de la zona en esa época) y una fotografía más llamativa, brillante y colorida con tonos de neón para las escenas nocturnas, graficando de esta forma parte del desenfreno nocturno relacionado al mundo del porno que se vivía en ese entonces. Si a esto le sumamos un soundtrack ad hoc con temas de “Earth, Wind & Fire”, “Bee Gees”, “KISS”, entre otros, el resultado es una entretenida mezcla de ingredientes que no dejarán al público indiferente.

TNG_DAY_#04_10292014-431.dng

Quizá la principal razón por la cual esta película funciona es que en todo momento saca provecho de su trivialidad, sin tomarse mayormente en serio. Muchas veces el error de las películas de acción recae precisamente en intentar generar tramas o enfoques demasiado rebuscados para lo que son. Sin embargo, en “Dos tipos peligrosos” se saca provecho de esto dando rienda suelta a tiroteos, explosiones y un sinfín de exageraciones, dejando que la atención se centre totalmente en los dos protagonistas, permitiendo que los actores saquen a la luz toda su hilaridad, llevando a sus personajes a desenvolverse de manera natural pero a la vez muy divertida dentro de este mundo de acción.

Definitivamente esta película logra su objetivo. Con una narrativa simple pero de ritmo rápido, sumado a llamativas escenas de acción, y toques detectivescos plagados de humor, “Dos tipos peligrosos” logra entretener de principio a fin. Recomendada.

___

Por Consuelo Garrido


 

Comentarios de Facebook

0 Comentario

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password