«Designated Survivor»: emoción pura

El presidente de los Estados Unidos de Norteamérica se encuentra dispuesto a dar el discurso del estado de la unión en el Capitolio junto a todo su gabinete, menos uno, Tom Kirkman, Secretario de Vivienda y Desarrollo Urbano, quien se encuentra en un lugar secreto y apartado del Capitolio.

Tom, junto a su esposa Alex, miran desde este lugar secreto tranquilamente el discurso hasta que aparece una interferencia en su televisor, los teléfonos comienzan a sonar y el servicio secreto entra a la habitación para protegerlo, ¿por qué hacen esto con Tom?, porque él es el sobreviviente designado.

El sobreviviente designado es una figura ocupada en Estados Unidos frente a un evento de emergencia, como un ataque al presidente y su gabinete, con el fin de continuar la línea de sucesión del gobierno. Este es el caso de Tom Kirkman (Kiefer Sutherland), quien de un momento a otro se encuentra observando el discurso a salir corriendo por los pasillos para después jurar como el nuevo presidente de los Estados Unidos.

Enmarcada en ese contexto, la serie lanzada en septiembre del 2016, trata sobre los hechos ocurridos después de un ataque al Capitolio, donde el presidente y todo su gabinete fallecen en una tragedia que enluta al país y lo lleva a una incertidumbre económica, internacional y social. El presidente Kirkman se ve con la difícil misión de levantar al país y darle peso a su presidencia, de la cual muchos dudan por la nula experiencia y poca aptitud para el puesto que podría tener.

Si bien, sobre esta serie se podría pensar que tiene uno o dos matices, los cuales son la política y la investigación para saber qué fue lo que realmente sucedió en el Capitolio, se presentan varios más que se van mostrando de a poco. Podemos ver la investigación que lleva el FBI sobre los hechos que rodean la destrucción del Capitolio, a cargo de la agente especial Hanna Wells (Maggie Q), quien intenta dilucidar si el ataque fue un acto terrorista o hay algo más escondido, derivando en escenas con mucha acción que da gusto poderlas apreciar. En la otra arista de esta producción de ABC, está la política, en la cual se pone en juego el rol del Presidente constantemente, ya sea en conflictos internos como también en internacionales, la conformación de un nuevo gabinete y los constantes problemas con los partidarios de distintos partidos, muy al estilo de House of Cards donde se muestra el amplio espectro de personas que conforman el gobierno. También se aborda la relación del presidente con su jefe de gabinete y secretario de prensa, quienes aportan mucho en aspectos políticos e importantes de la trama en general, como también nos entregan varios momentos de relajo para calmar y emparejar el ambiente.

Es imposible no pensar en Jack Bauer (24) al ver a Kiefer Sutherland como protagonista, especialmente al verlo al lado de su esposa en esta ficción, con quien también compartió un papel sentimental en 24. Sin embargo, ambos logran dar un excelente giro a sus personajes anteriores, siendo una pareja muy unida y amable, siempre en búsqueda de lo mejor para las personas que los rodean, lo cual en este caso, es su país.

Si pensamos en series semejantes, Designated Survivor podría ser una mezcla entre The West Wings, 24 y House of Cards, pero sin lugar a dudas tiene identidad propia y es una muy buena serie, con cambios inesperados y sucesos emocionantes que no terminan de ocurrir en ningún momento, siendo muy poco predecible, por lo que es un agrado de ver y disfrutar. Ahora sólo queda esperar su segunda temporada, que está pronto a estrenarse en septiembre de este año.

___

Por Sergio Díaz Linco


 

 


 

Comentarios de Facebook

0 Comentario

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password