“Cars 3”: Disney trae la saga de vuelta a sus raíces

Pixar trae de vuelta al corredor más veloz de la Copa Pistón, el Rayo McQueen con “Cars 3”. Con una nueva historia y más personajes para disfrutar, aventuras y muchas carreras por ganar.

“Cars 3” comienza con la mejor temporada y la glorificación del Rayo, con todo lo que siempre quiso, pero a medida que pasa el tiempo, nuevos cambios llegan a las carreras. Nuevos novatos y grandes promesas en las carreras aparecen para hacer un cambio de generación de corredores. La aplicación de tecnología, nuevas modas y autos modernos están listos para revolucionar a todos. Rayo McQueen se siente presionado por ganar contra el nuevo novato Jackson Storm, un arrogante y talentoso joven corredor. Durante una importante carrera, McQueen sufre un terrible accidente que lo deja fuera de la temporada y se ve obligado a tomarse un tiempo para analizar su trayectoria, pensando en un posible retiro como lo han estado haciendo sus compañeros de carrera. Así aparece una alegre y eficaz entrenadora, Cruz Ramírez, que lo pondrá a prueba hasta llegar al máximo, mostrándole nuevas técnicas de entrenamiento que deberá aprender par estar a la altura de la competencia.

Esta tercera entrega quiere diferenciarse de las anteriores explorando una narrativa más dramática, acompañada de conmovedores momentos que por supuesto dejan mucho espacio a la comedia que estamos acostumbrados. Si bien, para la crítica la primera parte fue la mejor de todas, y la segunda totalmente rechazada por la falta de contenido, se le debe dar una oportunidad a la frescura de nuevos personajes y nuevas generaciones.

En cuanto a diseño y animación, Pixar demuestra una vez más que son líderes, manteniendo el romanticismo de la primera película, como los paisajes naturales y atardeceres que se extrañaron en la segunda parte. Durante todo momento se ven cosas nuevas, con mucha rapidez y una evolución constante de sus personajes. La nueva adición -Cruz Ramírez- es todo un acierto, es el cable a tierra de nuestro protagonista y se convierte en su mejor compañera. Los guiños constantes con la primera parte son un nostálgico deleite para los fans, un enlace bien construido que logra traer los mejores recuerdos. Mantiene el mismo concepto, pero incorpora sentimientos de crecimiento personal, lo que depara el futuro y cómo se le enfrenta.

Se agradece el respeto con el elenco latino, como Cruz Ramírez que fue muy bien utilizado sin hacer mofa ni tratarlo como estereotipo como se está acostumbrado.

Es una historia madura que quizá sea más del gusto de gente mayor y no tanto para niños, con toques de humor justos y no excesivos, emotiva y con grandes enseñanzas, de cómo el ego puede afectar en tus decisiones y cómo una vez más Rayo lo enfrenta madurando en el proceso. En todo momento reflexiva, un poco menos frenética, pero pragmática.

Disney trae a Cars de vuelta a sus raíces, volviendo a poner en las pistas a la saga.

___

Por Carla Salinas


 

Comentarios de Facebook

0 Comentario

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password