“Carrie”: Bullying con consecuencias

Es innegable la capacidad visual que muestra el director Brian de Palma en cada una de sus películas –“Scarface” (1983), “Los Intocables” (1987),  “Misión Imposible” (1996)- las cuales demuestran el poderío que posee tras las cámaras. Hoy, nos acercamos a una película donde las exageraciones visuales solo remarcan un ambiente creado con maestría con el objetivo de que el espectador quede pegado a la pantalla hasta el último minuto de proyección.

Carrie White es la típica chica del instituto norteamericano que se convierte en el blanco de lo que hoy llamamos bullying. Todos los personajes intentan, de una u otra forma, perjudicar al personaje con burlas de todo tipo y lamentablemente su personalidad junto a la compañía de una madre posesiva, no le permite aguantar todo lo que vive en su cotidianidad.

Carrie-Te-invito-al-cine-2

Los detalles lo son todo

“Carrie” (1976) –basado en el libro del escritor Stephen King- nunca abandona el mal rollo de lo vivido por la protagonista, ya que desde los primeros minutos nos damos cuenta que esta no es querida por sus compañeras, lo cual aumenta en un suceso dramático vivido en el vestidor de chicas, desencadenando todo lo que vendrá después en la historia. De Palma, alumno aventajado del suspenso creado por Hitchcock, jamás deja de lado el ambiente enrarecido por las extrañas formas de su protagonista y poco a poco, nos demuestra que no es una persona común y que su inestabilidad emocional podría traer graves consecuencias.

Carrie-Te-invito-al-cine-1-1024x556

Gracias a un guion construido en base a detalles, vamos recibiendo más información que los protagonistas, lo que genera una tensión ante los hechos que podrían ocurrir. Un muestra de esto es vislumbrar la vida que tiene Carrie con una madre irritablemente religiosa, la cual toma ribetes terroríficos en su forma de adaptar la biblia y generan que se debiliten aún más las emociones de una joven que solo busca vivir tranquila. Lamentablemente, a pesar de que hay gente que busca favorecer a la chica, son más aquellos que solo la quieren ver llorar y como no saben lo que nosotros sí, sus consecuencias serán terribles.

Rumbo al clímax

Este largometraje destaca un montaje que favorece un in crescendo en tensión y una fotografía que llega a su máxima expresión durante el baile de graduación, en donde sus fuertes tonos kitsch, se prestan para que el gran momento de furia de Carrie –donde no se salva ni Dios-, esté lleno de terror y una fuerza dramática que el director maneja con maestría, incluyendo un cambio de formato en el montaje – con pantalla dividida- lo que favorece aquello que vemos y sentimos: un sin retorno a los infiernos gracias a la ignorancia remarcada durante todo el metraje.

 

En conclusión

Temáticamente Carrie es una película adelantada a su tiempo, pero muy hija de su época en lo que técnica y formalmente se refiere. Con licencias que solo pudieron darse en esos años donde todo lo que saliera de Hollywood se convertía en un clásico instantáneo, esta es una película recomendable en todo momento para quienes gustan del terror bien realizado, con escenas que jamás saldrán de la retina y que marcan la cultura cinéfila, como todo buen clásico lo debe hacer.

___

Por Enzo Destefani Espinosa

Comentarios de Facebook

0 Comentario

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password