“Campamento del terror”: a falta del terror, buena es la acción

En la búsqueda de diversión y nuevas experiencias, cuatro jóvenes estadounidenses se apuntan como monitores en un campamento de verano en Europa. Al llegar al campamento, una extraña infección que causa furia extrema sumerge al grupo en una espiral de terror y locura.

summercam

“Campamento del terror” es una película  con una trama extremadamente simple y sin ninguna ambición, presentándonos un esquema ya visto, con personajes planos y sin mucho misterio. Sin embargo, extrañamente desde el punto de vista de la entretención todo el conjunto funciona.

Con una fotografía que prometía ser llamativa, desarrollándose gran parte de la película al interior de una especie de gran casona antigua española, daba la impresión que veríamos una clásica película de terror basada en algún tipo de leyenda o mito local. Sin embargo, desde el momento en que los eventos siniestros comienzan a suceder, todo el posible suspenso que se podría generar en base a un misterio paranormal  se desvanece, dando paso a una seguidilla de escenas de persecución y sangre sin una aparente razón. No es hasta el final de la película cuando recién se retoma la línea argumentativa dando paso a la explicación del misterio, el cual no tiene mayor trasfondo, quitándole de esta forma la posible identidad que la película pudo haber adquirido, pasando a ser solo una cinta con  escenas de sangre, gritos y persecuciones.

summer-camp-horror-movie-news-4-600x356

Sin embargo, de alguna manera todo sucede tan rápido que es inevitable quedar atrapado en el energético ritmo de los ataques y gritos. Si a eso le agregamos que la cinta dura solamente 81 minutos, no se da espacio para que el espectador se aburra, y finalmente entre ataques y ataques (que suceden unos tras otros sin descanso), empieza de a poco a surgir la curiosidad sobre cuál será la razón de todo lo que acontece, generando de esta forma que el interés se mantenga hasta el final.

La gran virtud de esta película precisamente recae en la velocidad con la que aborda todos los eventos. Pudiendo caer en una serie de explicaciones absurdas o introducciones larguísimas, esta película no pretende más de lo que es, y comienza con la acción de manera rápida, sin abandonar el ritmo hasta el final. De esta manera logra compensar la falta de contenido con buenos “screamers” y adrenalinicas escenas bien filmadas que si bien son más llamativas por el contenido de acción que por el terror en sí, no dejan de ser disfrutables.


Por, Consuelo Garrido

Comentarios de Facebook

1 Comment

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password