«Cada día»: Un amor que se enfrenta a los cambios

 

A podría considerarse un/a adolescente como cualquier otro/a, pero claramente no es así, despierta cada día en un cuerpo diferente, siempre es alguien de su misma edad, cercano uno del otro, pero nunca la misma persona dos veces, procura vivir el día por esa persona sin intervenir ni involucrarse demasiado y así ha podido llevar su propia vida en paz. No obstante, todo cambia cuando despierta en el cuerpo de Justin y conoce a la novia de este, Rihannon, pues por fin aparece alguien especial en su vida y que llega a revolucionar toda su existencia.

Por su parte Rihannon lleva una relación con Justin un joven de su escuela con el que no tiene mucho en común y las cosas no andan bien aunque ella se niegue a aceptarlo, sin embargo, repentinamente un día él se comporta como ella siempre quiso que fuera, teniendo un perfecto día de pareja en el cual logran tener una gran conexión emocional. Lo que ella desconoce es que no fue con Justin con quien estuvo ese día, y que aquel novio perfecto es realmente otra persona, es A, quién por los siguientes días la sigue en el respectivo cuerpo en el que se despierta, hasta confesarle su particular condición que, a pesar de que en un inicio desconcierta a la joven, a fin de cuentas, entra de lleno en su vida generando cambios notables en ella.

Basada en la novela homónima de David Levithan, Cada día es un drama amoroso adolescente dirigido por Michael Sucsy (Votos de amor), que cuenta la historia de A (quien a lo largo de la película es interpretado por diversos actores y actrices) y Rihannon (Angouri Rice) y sobre cómo intentan sobrellevar las dificultades que le da a su amor ésta peculiar característica de A.

Cada día tiene algo que la hace especial, probablemente sea la incertidumbre que genera el no saber qué pasará con A, puesto que al despertar cada día en un cuerpo diferente, hace que el espectador se cuestione durante toda la película como harán con Rihannon para llevar una relación amorosa “normal”, manteniendo una expectativa constante que hace que la película tenga una dinámica interesante que casi no da margen a salirse de la historia.

También destaca el preciso manejo de los tiempos dentro de la película, puesto que no se produce una extensión innecesaria de las escenas, y aunque eso también juega un poco en contra, al no explicar algunas cosas, queda la sensación de que nada sobra, como de pronto sucede con otras películas y eso sin duda deja una sensación agradable al espectador.

Otro aspecto interesante que presenta Cada día, es la falta de un hecho que produzca un gran quiebre en la historia como muchos otras cintas del género, lo cual se reemplaza por una serie de eventos que sobresalen en intensidad del resto de la cinta, pero ninguno genera este punto de inflexión, lo cual, si bien,  algunos podrían considerarlo una carencia, también puede ser percibido como algo positivo que distingue a Cada día de otras producciones con temática similar, pues por lo demás, estos sucesos cumplen de muy buena manera con dar fluidez al hilo conductor de la historia y contribuyen ampliamente en emocionalidad e incertidumbre, adicionalmente a lo que ya aporta el hecho de que A cambie de cuerpo cada día.

Por último resaltar el claro mensaje que entrega Cada día, aportando con una visión distinta del amor, tanto en lo que se plantea explícitamente dentro de la película, como aquello que se presenta en forma implícita, mostrándonos que este persiste y sobrevive a los cambios. Por todo lo anterior, es que Cada día es una excelente opción para disfrutar en pareja e incluso con amigos, a partir de este 28 de junio en los cines del país.

 

Por Alexander Carrasco.

 


 

Comentarios de Facebook

0 Comentario

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password