“Blame!” Más animación por Netflix

Blame! es la nueva apuesta de Netflix en películas de animación japonesa. Esta entrega está basada en el manga cyberpunk del mismo nombre del autor Tsutomu Nihei, que cuenta con 10 tomos publicados entre 1998 y 2003.

En un futuro donde existe el caos y una extinción inminente de los seres humanos, Killy, un misterioso viajero, emprende una difícil misión en un mundo donde la humanidad es dominada por la tecnología y la vida humana no tiene cabida alguna. Una aldea de humanos puros que se esconde e intenta sobrevivir se encuentra con el forastero que les enseñará un poco más sobre el mundo que los rodea, mostrándoles la realidad y la peligrosidad a la que se enfrentan día a día.

Blame! es el primer largometraje realizado por Hiroyuki Seshita, que también ha realizado Knights of Sidonia (Sidonia no Kishi) y Ajin, series de animación con dos temporadas disponibles en Netflix, manteniendo la misma estética de esta producción, realizada por Polygon Pictures.

La película muestra de manera resumida la historia presentada en el manga, y como adaptación es fiel y sorprende con su cuidada animación. Delicada, suave y visualmente agradable, para los seguidores del manga es un regalo, ya que cuando comenzó la edición en 1998 no contaba con un gran arte en sus viñetas y lo hacía difícil de comprender. Consigue mostrarnos el mundo que ha quedado tras el abuso de la tecnología, tema que quizás a más de alguno no le parezca muy original, pero la historia posee una profundidad y continuidad que logra encantar, y la que se apoya mucho en sus personajes.

Las decisiones tomadas para la animación fueron correctas, aunque la narrativa pudo entregar un poco más de coherencia considerando que es una historia que se presenta a un público que no ha leído el manga (o que quizás lo desconoce). Es una película que no toma muchos riesgos, es demasiado concisa para su mitología tan compleja. No profundiza en el «héroe» de la historia, aunque posee esa personalidad «robótica» (en el manga casi no tiene diálogos) que aún así encanta y que finalmente logra ser el héroe que todos esperan.

No se puede calificar la película sin compararla con su versión de origen, ya que como sabemos es una adaptación, pero muchas veces no se puede evitar. Su análisis es difícil ya que nos entrega la historia que ocurre en los primeros tomos, mostrando solo una introducción al mundo de Blame!, que además es parte del mismo universo de los mangas Knights of Sidonia (2009) y Biomega (2004).  Este curioso canon puede atraer a más fans y satisfacer a los ya seguidores de Nihei, y claramente es viable que la próxima entrega de Polygon Pictures sea Biomega en serie o película.

A pesar de sus tropiezos argumentales, Blame! nos entrega una gran reflexión y es inevitable disfrutar del exquisito arte y su animación que mezcla lo tradicional con el CG. También queda totalmente recomendado ver la serie Knights of Sidonia, que está claramente mejor resuelto que la película de la que hablamos, y, por otro lado, nos queda esperar a que Netflix siga apostando por películas y series de animación exclusivas.

___

Por Carla Salinas


 

 


 

Comentarios de Facebook

0 Comentario

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password