“Better Call Saul”: ¡Here’s Johnny!

Corría el año 2009 cuando la exitosa Breaking Bad nos presentaba en su segunda temporada a Saul Goodman, un abogado criminal de lo más extravagante que puedas imaginar. Con el correr de las temporadas este personaje se fue volviendo cada vez más importante y se convirtió en uno de los favoritos del público en general, tanto así que Vince Gilligan, el cerebro tras Breaking Bad, decidió darle su protagónico a este exótico abogado en la serie Better Call Saul, llamada así debido al hilarante comercial con el cual se anunciaba en Breaking Bad.

En su primera temporada, Better Call Saul nos trae las vivencias de un novato Saul Goodman, quien además de no estar involucrado con el mundo criminal, también es conocido como Jimmy McGill, el cual es su nombre real. En sus inicios nos muestra interesantes partes de la vida de este abogado, las cuales no conocimos durante los hechos de Breaking Bad. Veremos los conflictos internos de Jimmy por decidir cómo ser en su vida de abogado. Esta serie, como es de esperar, sigue el estilo de su protagonista, es decir, pasamos por distintos matices como el humor, el drama, el romance y el género policial. Además, la serie nos trae de vuelta varios rostros conocidos de Breaking Bad.

Better Call Saul es una serie completa, nos presenta una trama interesante en la cual junto al protagonista nos vamos sumergiendo capítulo a capítulo en el mundo de la delincuencia y el narcotráfico. Inteligentemente la serie hace muchos guiños a Breaking Bad, pero sin desviarse de la historia original y sin tampoco quitarle relevancia a Jimmy y a los personajes nuevos. Hablando de los personajes, en su mayoría estos son abogados, por lo cual veremos una historia que gira en torno a juicios y demandas.

El antagonista de esta serie es Howard Hamlin (Patrick Fabian), quien representa todo lo opuesto a Jimmy, es decir, Howard es un abogado reconocido que dirige un buffet de elite, proviene de una familia acomodada y representa siempre la moral y los valores de un abogado.  De hecho, la serie juega con esa polaridad durante toda la temporada. Por otra parte, es muy interesante cómo nos van introduciendo personajes sin perder el hilo conductor de la historia central. Entre quienes destacan Nacho Varga (Michael Mando), un joven latino que está dando sus primeros pasos en el mundo del narcotráfico. También destaca el ya conocido Mike Ehrmantraut (Jonathan Banks), a quien ya habíamos visto en Breaking Bad, y de quien en esta ocasión ahondaremos aún más en su historia y los propósitos que presenta.

En conclusión Better Call Saul es una serie muy recomendada, con un par de capítulos que son perfectos gracias a la buena dirección y el bien armado guion.  Cuenta con actuaciones sólidas y el siempre hilarante humor de Jimmy McGill (Bob Odenkirk).

¿En necesario ver previamente Breaking Bad para ver Better Call Saul?

No, son series con muchas similitudes pero en cuanto a su historia son diferentes. De todas formas, recomendamos ver primero Breaking Bad para disfrutar nostálgicamente aún más el desarrollo de estos personajes.

___

Por Eduardo Campos


 

Comentarios de Facebook

0 Comentario

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password