“Baby: El aprendiz del crimen”: Una apuesta diferente de acción

Baby Driver, o como llegará a las salas chilenas “Baby: el aprendiz del crimen”, es la nueva película del director Edgar Wright, quien en 2010 estuvo a cargo también de la dirección de “Scott Pilgrim contra el mundo”. 

Baby, interpretado por Ansel Elgort, es un adicto a los autos, la velocidad y las maniobras de alto riesgo. Tras robar un auto de Doc (Kevin Spacey), Baby se ve involucrado con la gente equivocada y, por este hecho, debe saldar una deuda con Doc, la cual paga siendo el chofer en los diferentes asaltos que los empleados de este realizan. Una vez saldada la deuda, Baby quedaría libre y podría seguir con la vida normal que aspiraba, sobretodo luego de conocer a Deborah (Lily James), con quien puede compartir los planes que tiene para su futuro. Pero Doc tiene más planes para Baby, y este deberá llevarlos a cabo.

Hay dos cosas que se deben destacar de esta película: su guion y su soundtrack. Esta película se vende como una película de acción, en donde vemos al personaje principal manejar a altas velocidades, haciendo maniobras casi imposibles de realizar en la vida real. Pero, en este caso, si bien es parte importante de la trama (ya que todo se desarrolla en base a eso), lo que más realza como género es la calidad de los diálogos, lo ingeniosos que son; los personajes pueden estar hablando de un tema y salir con un comentario inesperado que causará la risa del espectador, lo que enriquece mucho la calidad de la película. Se podría decir que es una comedia, con el típico relato del protagonista que busca su final feliz, disfrazada de película de acción.

Por otro lado, lo que caracteriza aún más a Baby Driver es su soundtrack. Debido a un problema que presenta el protagonista con su audición, este se encuentra constantemente escuchado música; para cada momento tiene un tema distinto y coordina sus acciones con las canciones que escoge para realizarlas. La implementación de la música, ya sea ambiental o directa, hace que la película tenga un ritmo constante y rápido, por lo que muchas de las escenas de acción parecen pasar más rápido de lo que en realidad son, pues van al compás de la canción; además, esto va de la mano con una fluída puesta en escena, en donde los personajes se mueven coreográficamente en la mayoría de las escenas claves. Pese a que todo esto le da sentido a la película, el exceso de estos recursos logra, como se mencionó anteriormente, dar la sensación de que todo pasa muy rápido, por lo mismo, las casi dos horas que dura la películas se pasan sin darse cuenta, y puedes quedar con ganas de más.

Fue una de las películas más esperadas de lo que va del año y, sin duda, cumplió con las expectativas que prometía. Ha sido un éxito rotundo desde su estreno y se espera que también lo sea en Chile.

___

Por Pamela Ramírez

 

 

 


 

Comentarios de Facebook

1 Comment

  • Daniela. Salinas Reply

    7 Agosto, 2017 at 16:52

    Quiero ganarme las entradas porque me encanta ir al cine y vi el trailer y creo que es buenísima .aparte me gustaría ir con mi pareja .ojalá gané

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password