«Atómica»: con ustedes, Charlize Theron

Causa curiosidad la idea de que muchos actores llegada cierta edad deciden darle un vuelco a su camino actoral. De tener papeles serios y que marcan un estilo, forma y reconocimiento, pasan a tener personajes que se pueden dar el gusto de interpretar y –por lo que se ve en pantalla- disfrutar. Esta tendencia la inició el gran Liam Nesson, el cual sorprendió a todos entrando en la liga de súper hombres cinematográficos que todo lo pueden. Un actor del que nadie esperaba este cambio sorprendiendo a propios y extraños, y mejor aún, gustando. En el caso de las mujeres, es aún más sorprendente este tipo de cambios por lo mismo, se agradecen más cuando es realizado por aquellas que desean dejar algo más en la pantalla, y es así como nos encontramos con Charlize Theron en un papel perfilado a su imagen, para sacar a relucir su nueva faceta de chica de acción, algo que viene in crescendo desde Mad Max: Furia en la carretera (George Miller, 2015) y remarcado en la última Rápido y Furioso (F. Gary Gray, 2017).

En este caso, nos encontramos con una Charlize agente del MI6 que debe recuperar una importante información clasificada robada a un agente en Berlín. Estamos a principios de los 90 y las noticias, sobre la inminente caída del muro, son un factor preponderante en el sentir nacional, por lo que las marchas y protestas son parte del día a día a la vez que se convierten en un personaje más de nuestra historia.

Atómica

Atómica (David Leitch, 2017), nos vende la típica historia de detectives y agentes súper entrenados para todo. Una fórmula que a Hollywood nunca le falla, pero que muchas veces se queda a medio camino sin traer nada nuevo. Atómica busca jugar en otras ligas; aquellas donde las sorpresas se suscitan a cada momento, donde la línea entre los buenos y malos por momento es muy difusa y se engañan entre los personajes a la vez que engañan a un público que no le queda otra que disfrutar de la función. Porque Atómica en ningún momento decide abandonar su clase de película de acción, no se avergüenza de aquello y estamos ante una película digna del género. Charlize ‘la lleva’ y nadie la podrá bajar del trono que se adjudicó gracias a un personaje rico en matices y que Theron logra sacar el máximo de su rendimiento, identificándonos con la protagonista y acompañándola en su ardua búsqueda.

I love 90’s

Cuando la película logra crear el ambiente se anota -o al menos en este caso- un punto a favor si consideramos que ese ambiente está plagado de música noventera que logra brillar con luz propia cada vez que aparece en escena. Por un lado la reconocemos y por otro, está finamente seleccionada para formar parte de la vida de nuestra protagonista; al igual que los cortes de pelo tan característicos de finales de los 80 y esa ropa que demuestran un efectivo viaje en el tiempo, que sumado a todo lo expuesto con anterioridad nos encontramos ante un más que disfrutable entretenimiento.

Es importante recalcar, que a pesar de que tenemos factores positivos, por el lado de lo negativo nos encontramos ante un film que adolece por momentos de un ritmo constante, quedándose en detalles que quizá no logran ser relevantes para el marco de la historia y para ser una película de acción, se concentra por momentos en cosas que tal vez no logran una repercusión anciana de consciente de si mismo y de sus limitaciones, pero que las disfraza, aunque que no logra sacarle provecho al excelente material entre mano.

Finalmente, destacar la presencia de Atómica en cartelera, agradecer cuando los actores sorprenden con cosas como esta y no queda más que reiterar la invitación a acerarse a una sala de cine y aprovechar esta nueva iniciativa que el cine de acción trae a nuestro país por estos días.

___

Por Enzo Destefani Espinosa

 


 

Comentarios de Facebook

0 Comentario

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password