[Reseña] “Amor de vinilo”: Comedia, música y segundas oportunidades.

Bajo la dirección de Jesse Peretz y protagonizada por Rose Byrne, Ethan Hawke, y Chris O”Dowd, llega la adaptación de la novela Juliet, naked del conocido escritor británico Nick Hornby, cuya novela Alta fidelidad había sido llevada al cine por Stephen Frears algunos años atrás.

Amor de vinilo (nombre asignado en Hispanoamérica, y que ciertamente no es el más acertado) se centra en tres personajes: Annie, una encantadora mujer de treinta y tantos, que trabaja en un museo, y que siente que en su vida no suceden muchas cosas; su novio, un profesor universitario obsesionado con una estrella de rock actualmente desaparecida y Tucker Crowe, la estrella de rock desaparecida. Cuando Annie hace un comentario en el blog de su novio, acerca de unos demos de Tucker, él empezará a tener una especie de correspondencia vía e-mail con ella que decantará en  una estrecha amistad.

Esta comedia romántica es tan pequeña como encantadora. Con un guión ligero, pero que da espacio para construir de manera profunda a este trío de personajes, a través de cuyas búsquedas se va entretejiendo el desarrollo de la trama, y aquí es necesario detenerse: Amor de vinilo es una historia de lo más peculiar, y muchas de sus situaciones están al borde de lo ridículo, pero la dirección de Peretz es notable en este sentido, ya que encuentra el tono preciso -tanto formal como actoralmente- para hacer que aún así todo en el filme se englobe dentro de un mismo verosímil que le brinda cierta solidez a toda la cinta.

En cuanto a nivel formal, Amor de vinilo es una película bien narrada visualmente: cuenta con un trabajo fotográfico muy acorde al tono de la historia y un trabajo de dirección de arte que aporta en la construcción del universo de los personajes (el vestuario y la ambientación están más que bien), además de un buen trabajo de banda sonora donde funcionan muy bien las escenas musicales y ayudan a construir la emoción de ciertos momentos.

Finalmente, no queda mucho más que decir, sólo que Amor de vinilo es una comedia romántica inteligente, bonita, y que sin duda es un buen hallazgo en la cartelera de esta semana.  Muy recomendada por su humor y por ser una buena adaptación del libro de Hornby.

Comentarios de Facebook

0 Comentario

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password