“A la Deriva”: Una angustiante e inspiradora lucha en alta mar

Desde el primer momento A la Deriva, del director Baltasar Kormákur (Everest), nos sumerge a la angustiante realidad de Tami, quien se muestra malherida, en un yate a punto de hundirse, varada en medio del océano pacífico y sin poder encontrar a su novio. Definitivamente una imagen angustiante que deja al espectador con muchas preguntas, ansioso de saber que sucedió y qué sucederá; respuestas que se entregan con una narración rápida que cautiva al espectador con numerosos viajes al pasado de la pareja.

La historia, escrita por David Branson Smith, Aaron Kandell y Jordan Kandell,  está basada en el caso real de los jóvenes marineros, Tami Oldham (Shailene Woodley) y Richard Sharp (Sam Claflin), quienes en 1983 emprendieron un viaje por mar abierto hacia California, pero que lamentablemente terminaron en medio de un huracán nivel cinco. Posterior a la tormenta, el desafío es enorme, puesto que Tami encuentra a su novio en un pésimo estado, teniendo en sus manos la responsabilidad de arreglar el yate, buscar comida e intentar acercarse a alguna ruta marítima para poder ser encontrados.

Sin lugar a dudas, lo más impresionante de esta película es la interpretación de Shailene Woodley, dado que desde el primer segundo de cinta logra transmitir lo desesperante de una situación así. Sus expresiones faciales, su llanto y sus gritos desgarradores te aprietan el pecho y te hacen conectarte con la emociones de los personajes, al punto de desear que todo sea un sueño y que despierten rápidamente en un buen lugar.

Sumado a esto, y como fue señalado anteriormente, la adaptación del caso real está muy bien realizada, ya que a través de una narración cautivante y rápida, logra que el espectador mantenga su atención durante toda la película. Tal vez se podría criticar su semejanza con otras cintas basadas en situaciones catastróficas; no obstante, al ser una historia real y considerando el contexto, haber agregado más para lograr mayor diferencia con otras películas podría haber sido un error, pues hubiese perdido veracidad.

Otros detalles dignos de destacar de A la Deriva es su fotografía, especialmente en los amaneceres y atardecer presentes en la película, donde se muestra un juego de colores cálidos muy hermoso y, por otro lado, los efectos especiales, sobretodo los indicados de entregar la intensidad y realismo al huracán Raymond. Sin dejar de mencionar también la caracterización de los protagonistas, especialmente en cuanto al maquillaje, donde van destacando el avance de su decadencia.

En síntesis, no es una película con una trama alucinante, puesto que en una situación así pocas cosas pueden pasar; sin embargo, la historia de Tami y Richard es angustiante y te emocionará hasta las lágrimas si es que eres de aquellos que realmente se deja atrapar por la película. Por lo que, si quieres una cruda, pero inspiradora historia de sobrevivencia, esta es tu película, y para tu suerte, ya está disponible en la cartelera nacional.

 

 


Por Tania Zambrano Aguilera.

Comentarios de Facebook

0 Comentario

Deja un comentario

Login

Welcome! Login in to your account

Remember me Lost your password?

Lost Password